LA REPRODUCCION DE FOTOGRAFÍAS Y NEGATIVOS

Atrás

 

Antes de existir los ordenadores y la fotografía digital, a la hora de realizar una copia de nuestras viejas fotografías, de las cuales habíamos perdido el negativo, o simplemente a la hora de realizar un duplicado de nuestros negativos o diapositivas; nos las teníamos que apañar con complicados instrumentos, como los abajo mostrados, o simplemente buscar métodos caseros más económicos. Pero a pesar de todo y bajo mi punto de vista los resultados eran de mayor calidad que los actuales escaneados y esto es muy simple, el objetivo utilizado para la reproducción era el objetivo macro de nuestra cámara y no un pequeño objetivo, de dudosa calidad, que se encuentra en el interior de nuestro escáner.




Antes de continuar citemos los utensilios más conocidos para realizar macrofotografía.
1/ Objetivos Macro: Muy buena calidad de imagen.
2/ Fuelles o tubos de extensión aplicados a un objetivo de 50mm: Buena calidad de imagen.
3/ inversión del objetivo de 50mm con una anilla de inversión: De buena a aceptable calidad de imagen.
4/ Lentes de aproximación aplicadas al objetivo de 50mm: Calidad de imagen de aceptable a mala, dependiendo de la calidad de las lentes de aproximación. Las esquinas tienden a quedar desenfocadas.


REPRODUCCIÓN DE FOTOGRAFIAS
:

Con una mesa de reproducción: La forma más sencilla de conseguir una mesa de reproducción es con nuestra ampliadora; quitamos el cabezal de la misma y en su lugar colocamos un adaptador, que se vende por separado, y que sirve para acoplar nuestra cámara réflex.
Colocamos la fotografía a reproducir en la base de la mesa de reproducción, para que la fotografía esté completamente plana, se coloca encima de ella un cristal o se pega está en sus márgenes con tira adhesiva.
La iluminación ideal para las reproducciones y de una forma artesanal, consiste en colocar dos flexos a 45º cada uno respecto a la fotografía a reproducir, a la misma distancia y con la misma potencia en watios de las lámparas. Es muy importante que las lámparas tengan una temperatura color adecuada o bien realizar un correcto balance de blancos, con el fin de que si la reproducción de la fotografía es en color, no salga con un tono anaranjado.



Sin mesa de reproducción: Se coloca la fotografía, sujeta con tira adhesiva, en una superficie completamente plana, por ejemplo una pared.
Se coloca nuestra cámara réflex en un trípode y se coloca de forma completamente paralela a la fotografía a reproducir.
La iluminación ideal
será la misma anteriormente comentada
.



La medición de la luz de una forma perfecta, se realiza colocando encima de la fotografía a reproducir una cartulina gris del 18% de reflectancia y tomamos la lectura fotométrica en la misma.
Para saber si la iluminación es homogénea, pondremos encima y a una pequeña distancia de nuestra fotografía a reproducir, un lapicero, y las sombras producidas por éste deben ser equidistantes y de la misma intensidad.
Es interesante utilizar siempre diafragmas cerrados, f/11 a f/22, con el fin de conseguir la máxima definición.




REPRODUCCIÓN DE NEGATIVOS:

Si lo que queremos es reproducir o duplicar un negativo o una diapositiva, utilizando nuestra cámara réflex con nuestro objetivo macro. A continuación os dejo un enlace a un tutorial creado por mi amigo Román en el que se explica, como realizar una reproducción de negativos o diapositivas de forma artesanal y económica, pero con una calidad muy alta - el escáner casero.


Escaneado casero