LA PRUEBA DE LA GOTA

Atrás

 

Puede ocurrir que en alguna ocasión se desconozca el tipo de la película, su sensibilidad o simplemente, el tiempo de revelado de ese tipo de película para un revelador en concreto. En estos casos se puede recurrir al revelado por aproximación por el llamado "método o prueba de la gota" que consiste sencillamente en tomar una gota de revelador a cierta temperatura, y depositarla sobre la emulsión en un trozo de esa película recién velada.

Veamos paso por paso como se realiza el método de la prueba de la gota.


Se corta un trocito de la película negativa virgen velada, puede ser perfectamente el extremo de la primera parte ya velada, y a la luz, se pone una gotita del revelador ya preparado, preferentemente a 20º centígrados; el efecto debe observarse a un metro de distancia aproximadamente.
Tenemos preparado un cronómetro y en el momento que depositamos la gota en la emulsión empezamos a cronometrar el tiempo.






A/ Trocito de película velada.

B/ Momento en el que se deposita la gota de revelador en la emulsión; comenzamos a cronometrar el tiempo.
Observamos que en el mismo momento en el que depositamos la gotita en la emulsión, ésta se pone más clara que el resto.

C/ Posteriormente la gotita se va oscureciendo hasta llegado un momento en el que se vuelve completamente negra. Durante este proceso en el momento que la gotita tiene el mismo color que el resto de la emulsión y antes de que se vuelva negra (o en el mismo instante en que empieza a oscurecerse), se para el cronometrado del tiempo.
El tiempo dado por el cronómetro (segundos) se divide entre 4 y el resultado producido son los minutos de revelado.

D/ Momento en el cual la gotita es más oscura que el resto de la emulsión.